Páginas vistas en total

COBERSEGUROS

SOCIAL

TRADUCTOR

lunes, 23 de enero de 2012

NIVEL DE EXIGENCIA


Llevo algunos meses que no me siento cómodo con las cosas que hago con el equipo masculino que llevo en danza, creo que tiene mucho que ver con la confianza que tengo en el sistema de juego que siempre he desarrollado y que en anteriores años me ha dado buenos resultados. En esto ando un poco mosqueado (con los resultados) es incomodo sumar cada semana derrotas sobre derrotas. Nadie me ha metido presión por parte del club, pero he pensado en más de una ocasión si otro entrenador sería capaz de llevar al equipo cadete más allá de lo que yo le he llevado (le estoy llevando).

No cabe duda que cuando los resultados no son los esperados siempre se piensa que habrá un responsable de esa andadura y siempre es el entrenador el que está en el punto de mira. Si una cosa tengo clara es que no tengo la barita mágica que soluciona todo y que no tengo la experiencia necesaria para tocar siempre con la tecla que dé con la solución de todos los problemas.

Es importante que los jugadores entiendan y capten tu forma de jugar y de afrontar los problemas, pero por circunstancias varias, no se ha seguido un criterio fijo y he ido probando cosas que nunca han dado buenos resultados, quizá no seguir una filosofía hasta las últimas consecuencias es donde está la clave de esta situación en la que andamos.

Cuando hay muchas exigencias por parte del entrenador y los jugadores no entienden, o mejor dicho, no comparten y no creen en dicha filosofía es difícil mantenerla y uno por inercia intenta adecuar su forma de juego a lo que los jugadores son capaces de ofrecer, por lo tanto te quedas siempre a mitad de camino y sobre todo no estás conforme con el juego, con los resultados ni con nada, eso te va minando.

Lo que he aprendido en esta primera vuelta es que no puedes bajar tu nivel de exigencia por tener un equipo que no sabe o no quiere esforzarse para mejorar su juego, se debe mantener la exigencia y el que llegue que llegue y el que no pues se quedara sin minutos en los partidos, bajar la exigencia conlleva bajar el nivel de juego y por consiguiente los resultados en los partidos y te termina quemando.

4 comentarios:

Lucas Pérez dijo...

Sito Alonso, actual entrenador de Lagun Aro GBC, dijo en el Clinic de Albacete el año pasado que el tiene una filosofía de juego que persigue siempre. La clave para él no era cambiar su filosofía, sino adaptarla a los jugadores que tenía en su haber para llevarla a buen puerto. Explicaba que su filosofía estaba cimentada en lo que había vivido en Joventut, pero que de fichar por otro equipo tendría que adaptarse tanto él como su filosofía a aquello que tuviera. Así ha hecho en Lagun Aro. Y no le va nada mal: clasificado para Copa del Rey con una plantilla inferior a muchos de los que no han entrado (véase Valencia o Bilbao).

Es otro punto de opinión, ni mejor ni peor. Sino distinto. Mucho ánimo para ese cadete, sólo por la calidad humana que hay en él ya merece más de lo que tiene.

postebajo dijo...

Creo Juan, y es mi opinión muy personal, que el éxito de un EQUIPO, es encontrar el punto de coincidencia entre la filosofia de juego que persiga su lider (entrenador), y las fortalezas de cada uno de sus miembros, llegado a este extremo, se generan las sinergias necesarias, para que filosofia de juego y caracteristicas de los jugadores se conjuguen, encontrándose el patrón de juego que definirá al equipo, en sí eso, ya es el éxito, habrás alcanzado la excelencia como grupo.
Otra cuestión muy distinta es que ese logro, se transforme en los resultados perseguidos, pues como sabes muy bien, enfrente siempre tendrás a otro equipo que persigue las mismas metas que el tuyo.
Conozco a gran parte de los jugadores de tu equipo, y son una gente magnífica, y se por experiencia propia, lo duro que se hace el tránsito de una temporada en la que los partidos se cuentan por derrotas, pero en estos casos sólo queda ser fiel al trabajo y a los jugadores, que aunque ahora no lo vean, estan adquiriendo un bagaje que les será de utilidad en un futuro cercano.
Ánimo, estoy convencido de que esta temporada, todavía os tiene que dar alguna alegria a ti y a tu grupo.

Domingo Lorente dijo...

Quizás lo que esté mal sea el objetivo a alcanzar, debe ser real a lo que tenemos y alcanzable, de lo contrario surgen las dudas y nos lleva a meditar sobre cosas que nos desvían del camino a seguir.
Equipo cadete de segundo año, grupo de competición "especial", jugadores en adaptación al bloque anterior, nuevos entrenadores en la categoría, fin de un ciclo, futuro incierto para el año que viene, sistema de juego, filosofía de club, psicología, ideas nuevas... en fin una serie de condicionantes sobre los que se podría reflexionar antes de buscar culpas o culpables.
El camino se demuestra andando y en ello debemos seguir...
Un saludo, Domingo (Del. Fed. EBS Cartagena)

Anónimo dijo...

No entiendo de baloncesto, pero sí de personas. Asisto a los partidos y me pregunto yo si alguien se percata del desánimo de los jugadores con cada derrota, mas que con cada derrota con cada partido. Si nos damos cuenta de los que se marchan llorando, enfadados y con la impotencia instalada para el resto del fin de semana. La autoestima baja, la inapetencia y la poca gana de remontar es lo que les queda.
La filosofía del club debe estar por encima de la de cualquier técnico, y es apostar por las personas, crear ambiente de grupo, de compañerismo, de regaño para el que no lo haga y, en definitiva, de buen camino.
Seguramente tendríamos que mirar mas a las personas y menos a nuestro ombligo.

Publicar un comentario

REDISEÑA

REDISEÑA
Diseño Gráfico Freelance
Se ha producido un error en este gadget.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls