Páginas vistas en total

COBERSEGUROS

SOCIAL

TRADUCTOR

domingo, 22 de marzo de 2015

NIVEL DE TOLERANCIA AL DESORDEN

En alguna ocasión he escrito en este mismo blog sobre la capacidad que tenemos los entrenadores al desorden. En muchas ocasiones empezamos los entrenamientos con mucho ruido en el exterior, con jugadores que dejan el entrenamiento y nosotros que empezamos a hacerlo. En ese intervalo, entre los que se van y los entran, puede que sea un pequeño caos el que tenemos enfrente.

Lo que yo quiero enfatizar en esta entrenada es la capacidad del entrenador a soportar ese pequeño (gran) desorden, el entrenador debe de aislarse de todo lo que sucede fuera del campo y empezar el entrenamiento con ciertas garantías. Hay compañeros que soportan ese ruido con cierta coherencia, pero algunos otros que empiezan a chillar y a maldecir todo lo que se le cruza por en medio.

Hay que ser consecuente con la situación y saber lo que se quiere conseguir en esos primeros minutos. Lo principal es calentar y preparar el cuerpo para el esfuerzo, también se quiere preparar la mente para el entrenamiento, pero si las circunstancias no permite la concentración para empezar el entrenamiento, si se hace unos minutos después creo que no pasa nada. 

Yo quiero ir más allá y quiero exponer las diferentes opciones para que penséis que clase de entrenadores sois, cuando en los entrenamientos los jugadores no vienen con el día y después del agua o de cualquier ejercicio, empiezan a tirar a canasta, empiezan a pelearse de broma, los ves hablando entre ellos, cogen balones lejanos cuando los llamas, etc. Yo le llamo eso el nivel de tolerancia al desorden en donde el entrenador debe seguir sereno y centrado y centrar a los jugadores de nuevo para el entrenamiento. Hay entrenadores que lo hacen a base de gritos y de "me cago en la puta h....." hay quien siguen el entrenamiento como si estuvieran ya concentrados y hay otros que llama al orden con buenas palabras y gestos.

El cuerpo te pide los primero, cagarte en todo y centrar a todo el mundo al segundo siguiente, pero hay que pensar que no pueden estar concentrados los 90 ó 120 minutos que dura el entrenamiento, deben de poder liberar la tensión acumulada. Los entrenadores llamados duros tienen ese nivel del que hablo muy bajo y les gusta mucho escucharse pegando alaridos, los blanditos no dicen nada y siguen entrenando como si nada pasara y los intermedios pues dicen algo pero de buenas maneras. Lo que ocurre es que hay blanditos que son muy buenos entrenadores y hay entrenadores duros que son pésimos. Hay veces que los intermedios llevan sus equipos con mucha coherencia y equilibrio y en otros casos los entrenadores duros a pesar de su alto nivel de crispación sacan lo mejor de sus jugadores.

jueves, 19 de marzo de 2015

EL ATAQUE PREPARA EL BALANCE DEFENSIVO

Hace unos años Gabino Pérez comentó a propósito de un artículo sobre el balance defensivo en este mismo blog, (En mi opinión el balance defensivo empieza en la organización y movimientos del propio ataque del equipo. Esos movimientos y sistemas de juego cuando tenemos el balón han de prestar atención al balance defensivo, ya que un error, rebote largo o pérdida se puede producir en cualquier momento y nuestro equipo ha de estar bien posicionado para realizar una defensa aunque sea en desventaja numérica.). Por aquel entonces me parecía excesivo el planteamiento, pero en días pasados en un viaje hacia un partido, el entrenador del cadete de Fuente Alamo, Vicente Rosique me comentó que él siempre coloca a un jugador de cierre de balance defensivo en la estructura de ataque de su equipo y me recordó el comentario que años anteriores hacía Gabino en mi blog.

Mi estructura del balance defensivo siempre había estado encaminada a parar el contraataque con una estructura establecida en los entrenamientos, me refiero a quien tiene que ir al rebote y quien tiene que cerrar el balance defensivo. Mi estructura después de tiro tiro era que el jugador que hace el tiro, 5 y el alero del lado contrario, van al rebote, si no lo consiguen intentarán parar el primer pase de contraataque, realizando un 2c1 si las circunstancias son favorables. Las posiciones cercanas a 1 deben ser cubiertas por los 2 jugadores encargados del balance, si el tiro se realiza desde ese lugar debe de ser reemplazado por el jugador más próximo.

Los pívot que han ido al rebote retroceden por el lado débil, ocupando espacios libres y cogiendo a contrarios sin marcas, hay que estar atentos al espacio que ocupan los compañeros para efectuar una buena posición defensiva. El exterior que ha ido al rebote deberá hacer el balance por el centro, reemplazando a los jugadores que han podido abandonar dicha posición o bien ayudando a realizar un triángulo defensivo. 
En esta situación no hay jugadores designados para cada jugador, el ajuste defensivo debe ser muy rápido he impedir que haya jugadores sin marca, lo fácil es emparejarnos con el más cercano para luego coger al que tenemos designado de una forma progresiva y sin precipitaciones, realizando el balance de una forma ordenada para apoyarse con los jugadores que ya están en posición defensiva.

Estructurar el ataque con referencia a la estructura del balance creo que amplia las dificultades que tiene el ataque, Vicente me comentaba que tenía que enseñar el ataque por conceptos clásico introduciendo siempre el jugador de cierre que realice el balance. Los resultados le avalan ya que su equipo es uno de los equipos que menos canasta recibe. Por lo menos es un planteamiento que no dudo que intentaré ponerlo en práctica como concepto y como estructura de ataque-defensa.



sábado, 14 de marzo de 2015

ENTRENADOR ESTOY FELIZ

ENTRENADOR ESTOY FELIZ


Hace unos día en un entrenamiento de mi equipo de preinfantiles, había un ambiente peculiar, jugadores con ganas de entrenar y sacrificados para el esfuerzo y otros con ganas de fiesta y dispuestos a pasar un rato con los amigos sin otro objetivo que echar unas risas y pasarlo bien.


Mi segundo, Jesús Fuentes y yo nos empeñamos en reverter la situación con mucha motivación en los ejercicios y alguna que otra charla-bronca, en donde llamábamos a la cordura y al compromiso para que el entrenamiento fuera algo más de lo que se proponían los citados jugadores.

En un momento dado uno de los jugadores díscolo me dedico una canasta a media distancia con “toma chúpate esa” yo sorprendido por dicha reacción le pregunte a quien iba dedicada dicha reacción, a lo que el chico me dijo. A ti mismo entrenador, no decías que no metía ni una, pues ahí la tienes. Lejos de disgustarme y recriminar dicha acción me gustó, ya que es un jugador de los llamados discretos y poco expresivos. Le animé a dejarme más en evidencia y que fuera la tónica hasta que terminara el entrenamiento.


Cuando terminó llamé a capitulo al jugador y le eché una pequeña bronca a la vez que le alentaba a que sacara el genio que tenía dentro. La única respuesta que pude obtener de él fue: “ENTRENADOR ES QUE ESTOY FELIZ Y ME APETECE REIRME” ante eso no pude que darle un empujón para que se fuera con sus compañeros y contagiara al resto.


Hay veces que nos obsesionamos en hacer un entrenamiento más acorde a las directrices del baloncesto y se nos olvida que son personas las que llevamos entre las manos y en muchas ocasiones no se tiene la cabeza o el alma para tomarrnos nada en serio, ni siquiera un entrenamiento

miércoles, 11 de marzo de 2015

NO ME GUSTA EL FÚTBOL POR LO INJUSTO QUE ES

Me estoy aficionando a ver fútbol. Dicen que es un deporte muy injusto y en realidad así es. Un equipo puede no hacer nada durante 89 minutos, dedicarse a defender, a destruir juego y en un minuto hacer un contraataque y llevarse el partido, de una forma injusta, ya digo, pero lo gana y eso es lo que importa.
Lo intento trasladar al baloncesto y no se puede comparar, en el baloncesto hay que defender pero también hay que atacar y meter canasta, y hacerlo durante todo el partido. Tú puedes llegar al final del partido con una cómoda ventaja y si no sigues metiendo, terminarás perdiendo. Por eso en baloncesto casi siempre suele ganar el mejor equipo, ya que es un premio a la regularidad, hay que estar medianamente fino durante todo el partido. No vale con hacer un parcial bueno y vivir de ello, aunque a veces lo hacemos, regulamos la ventaja y vamos a medio gas durante el resto del partido, pero seguimos defendiendo y metiendo canastas, de forma regular. 

También es cierto que la penalización al error es mucho menor en baloncesto, en fútbol el error se paga con una pena muy grande que es el gol, en baloncesto el pago por un error es de una canasta que se puede subsanar en el próximo ataque.

También tenemos a nuestro favor los tiempos muertos, podemos cambiar el ritmo del partido, o corregir algunas cosas en medio del partido, en fútbol hay que esperar al descanso. Aunque los entrenadores de baloncesto deben de tener muchas alternativas en la cabeza, ya que el tiempo muerto puede pedirlo el equipo contrario por lo que hay que tener siempre un as bajo la manga para este tipo de situaciones.

Cuando mi equipo de baloncesto empieza un partido bien, mi mayor preocupación es que tienen que seguir haciéndolo durante la mayor parte del partido. EL entrenador de fútbol se tiene que preocupar que su equipo meta 2 ó 3 goles en ese estado de gracia y luego a defender ese resultado o a lo que toque, pero no debe preocuparse de mantener esa concentración, en baloncesto debemos seguir metiendo canastas durante todo el encuentro. Yo temo eso de los parciales, que suelen ser brutales, un equipo no puede desaparecer del partido porque la ventaja se difumina en un par de minutos, por muy grande que sea.


No quiero decir aquí que la defensa no sea un factor importante en cualquier juego y que gracias a una buena defensa se pude vencer en cualquier juego, lo que yo quiero expresar es que en baloncesto hay que tener una constancia en ataque para ganar el partido, cosa que en fútbol no es necesario, se puede atacar durante 2 minutos, meter un gol y el resto del tiempo dedicarte a defender y el triunfo puede ser tuyo. En baloncesto hay que atacar igual o mejor que se defiende durante todo el partido, me parece más justo y más real.

lunes, 9 de marzo de 2015

SISTEMAS DE JUEGO OFENSIVO

SISTEMAS DE JUEGO OFENSIVO


Los sistemas de juego de ataque son el medio que utilizamos los entrenadores para que los jugadores ejecuten el planteamiento estratégico que en los entrenamientos hemos diseñado, en dichos sistemas le decimos a cada jugador cual debe ser su comportamiento y le indicamos como debe de relacionarse con sus compañeros. No quiero decir con esto que los sistemas de juego deban de ser totalmente disciplinados, en el caso que deban de serlo (por la estructura del sistema), debe de haber una relativa libertad del jugador, éste debe de ser consciente que a pesar de llevar a cabo un sistema de juego, tiene autorización para poder "romperlo" y poner su individualidad al servicio del ataque. Por lo tanto los sistemas de juego son estructuras de ataque para moverse de forma coordinada.


El espacio y los movimientos en un sistema es reducido y los jugadores tienden a moverse sin que sea necesario, dificultando de esta forma la ejecución del ataque,. Ocupar el espacio disponible ampliando el campo es en ocasiones más efectivo que el propio sistema, así como favorecer las acciones, con especial atención al jugador con balón.
Para que el sistema tenga éxito el jugador debe de sentirse cómodo, eso ocurre cuando el entrenador elije aquellos sistemas que mejor se adapten a sus jugadores, su calidad, estatura, movilidad, etc. Si el entrenador sólo copia y pega sin discriminación, los jugadores no se sienten cómodos y no “creen” en el sistema, por lo tanto no lo realizará de forma efectiva. Para ello cada jugador debe de tener la opción de colaborar en el ataque, aunque solo sea la ejecución de un bloqueo o un bote o un movimiento capaz de abrir la defensa.

Debemos ser consecuentes con nuestra forma de jugar, si nuestro planteamiento es la velocidad no podemos plantear sistemas que requieran tiempo para ponerlos en marcha, de igual modo si nuestros ataque son muy elaborados no podemos poner sistemas de juego rápidos con ejecuciones poco trabajadas.

La idea de cualquier sistema es poner al contrario en el mayor número de problemas posible, para ello debemos de desarrollar un ataque que ponga todas las potencialidades en el ataque para que el equipo contrario deba solucionar muchos conceptos y no tenga capacidad para solucionarlos todos, lo que se suele decir, "crear ventaja", evitando que el equipo defensor se acostumbre a un único sistema de juego y unos pocos conceptos a defender, por ello las acciones de un sistema deben de realizarse de forma continua.

Los entrenadores siempre andamos enfatizando con el concepto de "timming" que es la coordinación temporal entre los miembros del equipo, para que los movimientos se realicen después de otro o al mismo tiempo que otro y siempre antes que el posterior. Esto que parece obvio, en muchas ocasiones es donde se lleva el mayor tiempo de preparación de un sistema de juego. Realizar los movimientos en un momento oportuno y a un ritmo adecuado, teniendo en cuenta siempre el espacio, que como ya hemos dicho, debe de ser lo más amplio posible. Uno de los principales aspectos a trabajar es unir dichas acciones de juego de una forma continua, de esta forma no le damos a la defensa tiempo de solucionar un problema cuando ya le ha venido otro.


La técnica es la realización correcta de los gestos propios del baloncesto. La táctica sin embargo es la aplicación inteligente de la técnica, individualmente o de forma colectiva. En el uno contra uno el jugador tiene que poner en práctica todos los recursos técnicos para superar a su defensor, eligiendo de forma inteligente cual de todos los que ha entrenado es el más adecuado. En eso consiste la táctica individual.  


La correcta ejecución de los gestos de baloncesto es fundamental para que un sistema pueda ser efectivo. No siempre es necesario la ejecución o elaboración de un sistema. Si se plantean conceptos básicos de juego se pueden sustituir por sistemas cerrado de juego, como por ejemplo: Dejar espacios, prohibir botes inútiles, pensar antes del bote, observar a nuestro defensor, movimientos continuos, pasar y cortar hacia canasta, pasar y bloqueo directo o indirecto. Todo ello sera motivo de una nueva entrada. En ocasiones nos obsesionamos con la utilización de sistemas cuando los jugadores no son capaces de asimilar conceptos básicos, o no tienen asimilados los conceptos de ataque, por lo tanto cualquier sistema utilizado se tropieza con jugadores que no tienen claro lo que hacer y como hacerlo dejos del sistema en concreto. No se puede jugar solo con sistemas.

martes, 3 de marzo de 2015

LO QUE PUDO HABER SIDO Y LA REALIDAD TE ENSEÑA

LO QUE PUDO HABER SIDO Y LA REALIDAD TE ENSEÑA.


Llevo bastante tiempo sin escribir en este mi querido blog, creo que ya va siendo hora de volver por donde empecé y tener las mismas sensaciones que tuve en el momento de comenzar a escribir.

Hoy no voy a escribir sobre nada y creo que volveré a escribir sobre todo. Llevo tanto tiempo que he perdido la capacidad de escribir y de expresar las cosas que me gustan del baloncesto. Es cierto que en este soporte he expresado cosas que me he dejado siempre dentro, dicen los psicólogos que eso no es bueno, por lo tanto intentaré ser expresivo y elocuente en esta vuelta a mis orígenes.

En la actualidad llevo el equipo pre-infantil de la Escuela Baloncesto Salesianos y está siendo un año muy accidentado, tengo la sensación que hasta ahora no hemos podido trabajar al 100%, por lesiones, enfermedades, etc. Ahora estamos entrenando con un número importante de jugadores y es en este momento donde debemos de ofrecer el juego que somos capaces. Pero tengo la sensación que se me ha escapado la oportunidad de demostrar mi valía, de mostrar el baloncesto que me acompaña en estos largos 25 años. Ahora se me ha escapado casi la mitad de la liga y el tren creo que anda lejos para subirme a él y me queda la honra de jugar bien, de ir mejorando partido a partido, de mejorar los resultados de la primera vuelta, pero ya está. Quería, en esta temporada, dar el salto y mejorar la calidad de mi equipo, y estar entre los mejores y codearme con grandes equipos. Por una o por otra circunstancia lo tendré que dejar para otra ocasión, para otro equipo.


Siempre me queda la sensación o la duda mejor dicho, de pensar: “con otro entrenador qué hubiera pasado” siempre me quedará la duda. No basta con decir que lo he dado todo, que he hecho todo lo que podía, etc. Yo quería que fuera una temporada redonda, con muchas más victorias, que hubiésemos luchado por ese cuarto puesto que te hace estar entre los mejores.

REDISEÑA

REDISEÑA
Diseño Gráfico Freelance
Se ha producido un error en este gadget.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls