Páginas vistas en total

COBERSEGUROS

SOCIAL

TRADUCTOR

viernes, 5 de marzo de 2010

BALONCESTO. Actividad extraescolar.

El otro día pude leer un articulo muy interesante de la Universidad de Sevilla, que trata sobre "LOS PROGRAMAS EXTRAESCOLARES COMO RECURSO PARA FOMENTAR EL DESARROLLO POSITIVO ADOLESCENTE" los autores son: Agueda Parra, Alfredo Oliva y Lucia Antolín, voy a intentar resumir y extraer lo que más nos puede interesar como entrenadores. La lástima es que lo tengo en versión papel por lo que no puedo dar ningún enlace ni nada parecido.

No podemos olvidar que la práctica del baloncesto empieza como una actividad extraescolar y como tal debemos analizarla. En el estudio dice que se ha pasado de ser una actividad para prevenir conductas de riesgo a ser una actividad que estimula el desarrollo del adolescente, lo que los autores describen como el "desarrollo positivo", se trata de enriquecer a los adolescentes ampliando su perspectivas, mejorar su socialización y permitirle disfrutar de una cantidad razonable de tiempo libre y de ocio, permitíendoles crecer, desarrollar habilidades y preocuparse por los demás.

Los objetivos que debe perseguir la actividad son la adquisición de competencias sociales, emocionales, cognitivas, conductuales y morales.
Sociales; como la correcta codificación e interpretación de las claves sociales o la generación de soluciones efectivas ante los problemas interpersonales
Emocionales, como reconocer y manejar las emociones propias y ajenas.
Cognitivas, como entender las perspectivas de los otros y ser capaz de resolver los problemas de forma lógica y optimizar los recursos.
Conductuales, como el conjunto de habilidades necesarias para comportarse de manera exitosa y prosocial.
Morales, como las habilidades para responder de forma ética o teniendo en cuenta principios de justicia social.

Con la actividades extraescolares se trata de promover y apoyar la habilidad del joven para que piense de forma autónoma y tome decisiones coherentes con dichos pensamientos, potenciar su sentido de autoeficiencia y facilitar la construcción de una identidad clara y positiva, que tengan unas expectativas de futuro realistas y optimistas. Debe contribuir a la construcción de la propia identidad a través de la fijación de valores y la estimulación de capacidades, debe permitirle la exposición a nuevas realidades yendo más allá de sus actividades cotidianas, ampliando su participación social y su implicación en nuevos retos, aportan experiencias relevantes y desafiantes , facilitándoles oportunidades para opinar, elegir y aportar al grupo. Los jóvenes necesitan experiencias que supongan un reto, que sean divertidas y que les den la posibilidad de probar nuevas cosas, construir habilidades y fomentar su sentido de competencia. El adolescente se debe sentir cómodo y de una forma segura tanto físicamente como psicológicamente. Además, el programa debe proporcionar una estructura predecible, con rutinas claras y consistentes a través de las cuales el joven perciba la existencia de límites.
La presencia de una persona adulta es destacado por los expertos, dando un carácter a éste de control y apoyo al mismo tiempo, al tiempo que fomenta la autonomía adolescente deberá facilitar una guía y estructura que ayude a la realización de las actividades.
La creación de relaciones afectuosas positivas, según los autores, es el elemento más importante de cualquier actividad exitosa, en estos programas se facilitan la creación de redes de apoyo que es un recurso fundamental para el adolescente.

En definitiva el estudio indica que las actividades extraescolares no tiene como objetivo final la prevención de conductas de riesgo, sino la promoción y adquisición de competencias y habilidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario

REDISEÑA

REDISEÑA
Diseño Gráfico Freelance
Se ha producido un error en este gadget.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | cheap international calls